El 14 de febrero se celebra el Día Europeo de la Salud Sexual (y en algunos lados San Valentín). Demostremos nuestro amor queriéndonos a nosotros mismos y optemos por una Sexualidad saludable.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud sexual como “un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) no son enfermedades raras, sino todo lo contrario, son conocidas desde tiempos muy antiguos y cada día más de 1 millón de personas contraen una infección de este tipo.

Entre los más de 30 virus, bacterias y parásitos que se sabe se transmiten por contacto sexual, 8 se han vinculado a la máxima incidencia de ETS. De esas 8 infecciones, 4 (sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis) son curables. Las otras 4 (hepatisis B, virus del herpes simple (HSV), VIH y virus del papiloma humano (VPH)) son incurables aunque existen tratamientos capaces de atenuar o modificar los síntomas o la enfermedad.

Algunas de las menos conocidas son:

Chancroide (Ulcus Molle): ETS causada por la bacteria Haemophilus ducreyi, que causa úlceras sangrantes y dolorosas en los genitales. Su periodo de incubación es de 3 a 10 días. Se trata con antibióticos de amplio espectro.

Molusco contagioso: infección vírica (VMC) cutánea y de las membranas mucosas que se manifiesta de manera similar al herpes pero las lesiones son indoloras en este caso. El síntoma principal es la aparición de una pápula, una inflamación similar a un grano con un centro blanco que se localizan preferentemente en la parte interna de los muslos, pubis, prepucio y región perineal. En las personas con un sistema inmunitario saludable, el trastorno generalmente desaparece por sí solo en un período de meses a años. Sin embargo, las lesiones pueden propagarse antes de desaparecer.

Donovanosis (Granuloma inguinal): causada por la bacteria Klebsiella granulomatis, produce úlceras sangrantes en los genitales o área perianal que con frecuencia son indoloros. Se encuentra comúnmente en áreas tropicales y subtropicales, y rara vez se ve en España. Se utilizan antibióticos para su tratamiento.

Y si hablamos de las ETS en cifras vemos que anualmente unos 357 millones de personas contraen alguna de infección de transmisión sexual, que más de 500 millones de personas son portadoras del virus que provoca el herpes genital tipo 2, y que más de 290 millones de mujeres están infectadas con el virus del papiloma humano.

En la mayoría de los casos, estas infecciones son asintomáticas o solo van acompañadas de síntomas leves; pero más allá del efecto inmediato, pueden tener consecuencias graves, entre ellas la esterilidad o la transmisión de infecciones de la madre al niño.

Sabemos que los cambios de comportamiento en las prácticas sexuales son complejos, y que los servicios de detección y tratamiento de estas enfermedades siguen siendo inadecuados. Que las personas que necesitan servicios de detección y tratamiento deben afrontar problemas de escasez de recursos, estigmatización, baja calidad de los servicios o inexistente seguimiento de las parejas sexuales.

Aún así se sigue trabajando duro por desarrollar normas y pautas mundiales de tratamiento y prevención, y establecer programas mundiales de investigación en infecciones de transmisión sexual.

BE SEXUAL, BE HEALTHY!