El oro líquido la llaman, y no les falta razón. En una sociedad en la que tanto la población como las actividades económicas crecen cada vez más y dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y su calidad, aún hoy existen 2.200 millones de personas sin acceso a agua potable.

Por eso hoy, queremos celebrar este día recordándoos la importancia de este líquido tan preciado en nuestras vidas. Haciendo un uso responsable y aportando nuestro pequeño granito de arena, haremos posible reducir inundaciones, sequia, escasez, contaminación e incluso combatir el cambio climático. Por eso, para lograrlo, y apoyando el mensaje de la ONU para este día, es necesario que tomemos acciones individuales y que lo responsables de la política climática pongan en el centro de sus políticas medio-ambientales el agua y promuevan la sostenibilidad y la concienciación social.

Para más información, aquí os dejamos el enlace a la información de la ONU y sus proyectos relacionados con este tema: https://www.un.org/es/observances/water-day/