Ha hecho correr auténticos ríos de tinta estos últimos días, pero la verdad es que no es para menos. Trastornos del ánimo, del sueño, fatiga, desorientación… Esos son sólo varios de los síntomas que acarrea para muchas personas el cambio horario que hasta la fecha repetimos dos veces al año. Sin embargo, ¿será mejor suspender el cambio horario verano-invierno? ¿Con qué horario te quedarías tú? ¡El debate es necesario!

Infografía de Carolina Contreras.