Para lograr el desarrollo sostenible es fundamental garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todos a cualquier edad.

Con los Objetivos del Desarrollo del Milenio a 2015  podemos decir que  se han obtenido grandes progresos en relación con el aumento de la esperanza de vida y la reducción de algunas de las causas de muerte más comunes relacionadas con la mortalidad materno-infantil. También se han logrado grandes avances en cuanto al aumento del acceso al agua limpia y el saneamiento,  la reducción de la malaria, la tuberculosis, la poliomielitis y la propagación del VIH/SIDA.

Sin embargo, aún se necesitan muchas más iniciativas para erradicar por completo una amplia gama de enfermedades y hacer frente a numerosas y variadas cuestiones persistentes y emergentes relativas a la salud.objetivo3

A pesar de estos avances tan notables, todos los años mueren más de 6 millones de niños antes de cumplir cinco años y 16.000 menores fallecen a diario debido a enfermedades prevenibles, como el sarampión y la tuberculosis. Todos los días, cientos de mujeres mueren durante el embarazo o el parto y en las regiones en desarrollo, solo el 56 % de los nacimientos en zonas rurales es asistido por profesionales capacitados. El SIDA es ahora la principal causa de muerte entre los adolescentes de África subsahariana, una región que continúa sufriendo los estragos de esta enfermedad. Todas estas muertes se pueden evitar con prevención y tratamiento, educación, campañas de vacunación y salud reproductiva y sexual.

Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible representan un fuerte  compromiso para lograr una cobertura universal de salud y facilitar medicamentos y vacunas seguras y eficaces para todos y poner fin a las epidemias de sida, tuberculosis, malaria y otras enfermedades contagiosas.

Promover la salud y el bienestar es el tercer  Objetivo Global de la nueva Agenda para el Desarrollo Sostenible, aquí  puedes leer  más información de las Metas de este objetivo.