Desde el año 2008, cada 18 de noviembre se celebra el Día Europeo para el Uso Prudente de los antibióticos. Su finalidad es concienciar sobre lo perjudicial que resulta para la salud de todos los ciudadanos el uso irracional de estos fármacos, fomentando al mismo tiempo una correcta utilización de los mismos. Es un hecho constatado que cada vez hay más pacientes infectados por bacterias resistentes, por lo que los expertos consideran que tomar este tipo de fármacos de forma indiscriminada constituye “una seria amenaza para la salud pública”.

El control de la ingesta

¿Por qué es tan importante vigilar la cantidad de antibióticos que se consume? Se ha demostrado que al tomarlos de forma abusiva se favorece la aparición de bacterias resistentes a ellos. Estas resultan peligrosas para la salud humana porque pueden provocar infecciones que resultarán difíciles de abordar. Si no se pone solución a este problema, la Organización Mundial de la Salud estima que para el año 2050 las muertes por bacterias multirresistentes superarán a las producidas por cáncer.  

La automedicación de los antibióticos está desaconsejada, de hecho esta práctica se considera una utilización irresponsable de estos productos farmacéuticos. Se tienen que tomar solo bajo prescripción médica. Si no se hace así es porque se recurre a ellos cuando han sobrado de tratamientos previos o porque se han adquirido en una farmacia sin una receta médica y, por tanto, de forma indebida.

Campaña del uso prudente de antibióticos en España
Cartel de Campaña para fomentar el uso prudente de antibióticos en España.

Errores comunes

Uno de los errores más comunes respecto a la toma de antibióticos es que sirven para combatir los catarros o la gripe. Sin embargo, no son eficaces para tratar las infecciones víricas. Es más, pueden desencadenar efectos adversos como diarrea, náuseas o erupciones cutáneas.

Tampoco son fármacos milagrosos que curan todo o que actúan como analgésicos. Es decir, no calman el dolor de cabeza, el malestar o la fiebre.

Buen uso de los medicamentos

En el curso gratuito Información del Medicamento para Pacientes que hemos desarrollado en Información Sin Fronteras y al que puedes acceder desde nuestra plataforma de formación, podrás encontrar información detallada de cada tipo de medicamento y cómo se han de emplear de forma adecuada.

Se trata de un curso muy completo que te recomendamos hacer porque te puede ayudar mucho, especialmente si tienes que tomar varios fármacos a la vez. Además, podrás descargarte una guía elaborada por el Hospital Universitario Donostia, que bajo el título Cómo utilizar medicamentos de forma segura, te ofrece unos consejos que te serán de gran utilidad.  A continuación, recogemos alguno de sus puntos más relevantes respecto a la utilización de estos productos:

  • Leer el prospecto de los nuevos medicamentos que nos prescriban.
  • Comprobar el envase y etiquetado, y verificar que coincida con el de la receta.
  • No probar nunca fármacos que esté tomando otra persona.
  • Asegurarnos siempre de que estamos ingiriendo el producto correcto.
  • Respetar el horario de la medicación.
  • No partir, abrir o triturarlos sin saber antes si es posible hacerlo.
  • Guardarlos en los envases originales y nunca en la cocina, el baño o lugares expuestos directamente a la luz.