Se ha progresado en el consumo de frutas en los niños, pero no de verduras.

La cantidad de frutas enteras* que los niños de 2 a 18 años comieron aumentó un 67 % desde el 2003 hasta el 2010 y remplazó al jugo de frutas como la principal fuente de frutas en su alimentación. Los expertos recomiendan que la mayor cantidad de frutas provenga de frutas enteras y no de jugos. La cantidad de verduras que los niños comieron no cambió desde el 2003 hasta el 2010. Más aún, entre el 2007 y el 2010, los niños no consumieron la cantidad recomendada de frutas y verduras.

Ver más CDC