Voluntariado
Mucho más que un pasatiempo

La celebración del Día del Voluntariado nos invita a reflexionar sobre los últimos acontecimientos vividos. La “experiencia covid” ha puesto a prueba nuestra solidaridad, pero parece claro que la respuesta social no hubiera sido tan conmovedora de no haber sido global.

Un aplauso es tan solo un aplauso, y no el estruendo de las miles de manos distintas que cada noche rompían el aire desde nuestras ventanas. Todos hemos entendido que sumar esfuerzos es siempre mucho más productivo y que, para llegar lejos, siempre es mejor viajar acompañado.

El coronavirus mutará y se transformará en otra serie de dolencias, necesidades, inquietudes.

Y lamentablemente los voluntarios seguiremos siendo indispensables.

Para tender una mano allá donde se nos necesite, con nuestros escasos o amplios conocimientos, nuestro don de gentes o nuestra timidez, pero siempre con una indiscutible voluntad de dar lo mejor de nosotros mismos.

Ser voluntario no es “siempre” agradable, puede que incluso “nunca” sea un esfuerzo agradecido, pero sí es la única manera de cambiar esa parcela del mundo en la que nos ha tocado vivir y, sobre todo, una de las mejores fórmulas para ser feliz.

Estos son algunos testimonios de gente comprometida.


Los protagonistas

Fely (vídeo completo)

Fely Trincado, ama de casa de 86 años, es voluntaria de desarrollo y asistencia desde hace 17 años y dedicada al cuidado de los mayores en residencias.  https://www.youtube.com/watch?v=hdVkfxVtyhM&feature=youtu.be

leer más

Cristina (vídeo completo)

Cristina Chapela es voluntaria en InfoSF desde hace más de 4 años. Actualmente coordina el departamento de Comunicación. https://www.youtube.com/watch?v=FJ4uwNJkD_E&feature=youtu.be

leer más